Vega Sicilia: El vino históricamente español

Vega Sicilia, ya es parte de la rica historia del vino español, siendo dentro de este sector un distinguido representante del vino tinto español.

La bodega actualmente es un miembro de la asociación “Primum Familiae Vini”, la que agrupa a 12 bodegas familiares que son las de mayor prestigio internacional.

Posee su sistema de ventas que se realiza directamente, a través del sistema de cupos a una lista que se encuentra restringida a ciertos clientes.

Tal es su prestigio, que parte de sus añadas las han considerado como los mejores vinos españoles que jamás se hayan producido.

Un poco de Historia:

En 1864, fue cuando Eloy Lecanda fundó, la bodega que actualmente es símbolo de la leyenda del vino tinto español. Conforme fueron pasando los años, ha pasado por las manos de diferentes propietarios, pero a pesar de ello, siempre permaneció bajo su indiscutible personalidad, llegando a elaborar vinos concentrados, maduros, generosos y  elegantes así definidos.

1848:

Adquisición de terrenos:

Por esos años fue cunado don Toribio Lecanda, un hacendado con origen vasco, al Marqués de Valbuena una finca de 2.000 hectáreas dedicada a actividades agrícolas y ganadera.

1864:

Fundación de Vega Sicilia:

Eloy, hijo de Toribio Lecanda, fue el fundador de la bodega Vega Sicilia en 1864, adquiere en la ciudad de Burdeos 18.000 sarmientos de cabernet sauvignon, malbec, merlot y pinot noir, las cuales se destinarían a elaborar brandy y ratafías.

1876:

En ese año, en la Exposición de Filadelfia, Lecanda se hace del certificado de calidad por sus brandies. Además lograr ser el proveedor de la Casa Real.

1880:

Obtiene la Gran Cruz de Isabel la Católica.

1904:

Incorporación de Domingo Garramiola

Es adquirida la finca por la familia Herrero, dándola en alquiler a Cosme Palacio, con él llega a la bodega Domingo Garramiola, que se convertiría en un trascendente personaje en la historia de Vega Sicilia. Domingo Garramiola “Txomin” en Vega Sicilia, utiliza técnicas bordelesas con la finalidad de vinificar, renueva las barricas de crianza.

1915:

Nacen dos vinos de excepcionalidad, a través del elaborado trabajo de Txomin Garramiola se da el nacimiento de dos vinos definidos como excepcionales, ellos son (Vega Sicilia y Valbuena). Unos caldos que siguen con el modelo que se estilaba en La Rioja, el envejecimiento prolongado en tinas y barricas de madera y embotellado según llegara el pedido.

Dichas botellas fueron el privilegio de la alta burguesía y la aristocracia, aunque no comercialmente, ya los entonces propietarios de la bodega los ofrecían como regalo a los amigos de la familia. De esta manera inició esta particular forma de obsequiar el vino, y no venderlo ya que lo que el dinero no compra lo regalaba la amistad.

1929:

Premio en la Exposición Universal. Es el momento de reconocimiento, los vinos Vega Sicilia obtienen el reconocimiento público por el premio en la Exposición Universal de Barcelona en 1929, a las cosechas de 1917 y 1918.

1956:

Jesús Anadón se incorpora a las bodegas Vega Sicilia en 1956. Transformándose en Gerente por varias décadas, será el encargado de poner en marcha la Denominación de Origen Ribera del Duero.

1982:

David Álvarez adquiere la bodega y los viñedos al empresario venezolano Miguel Neumann. Desde ese año la familia Álvarez Mezquíriz ha apostado por una política que trajo corrientes innovadoras. Trayendo la ampliación de la superficie de viñedos y un proceso de modernización tanto del interior y exterior de la bodega.

1992:

Creación de Bodegas Alión. Las pesquisas llegan a las puertas de Bodegas Liceo, una firma que fue fundada en 1990 y ubicada en Peñafiel (Valladolid). La bodega recién  estrenada y equipada con toda la tecnología para desarrollar el mejor vino. Es en 1992, cuando la familia adquiere la bodega.

1993:

Se produce la llegada de la familia Álvarez a Hungría. Vega Sicilia funda Tokaj Oremus.

1998:

Se Consolida el equipo de enólogos expertos, fue en ese año en que se incorpora  Xavier Ausás a la dirección técnica del grupo de bodegas, tras trabajar por 6 años como enólogo de Vega Sicilia. Xavier y Begoña Jovellar, padre, maestro y educador de vinos de la empresa.

2000:

Primum Familiae Vini, la organización conformada por 12 bodegas familiares con mayor prestigio internacional, dentro de ellas se encuentra Vega Sicilia.

En este año, trascendente por el cambio de milenio, es cuando se da por finalizado el proceso de renovación y modernización de la bodega.

2001:

Se produce la adquisición y constitución de Bodegas Pintia. Esta bodega es el nuevo proyecto impulsado por Vega Sicilia. Con el objetivo por parte de la familia Álvarez de elaborar el mejor vino en Toro, denominación que le aporta a los vinos corpulencia, exotismo, explosión de aromas, modernidad y carácter.

Desde la cosecha de 1997 se adquirieron 70 hectáreas de viñedo en diversas localidades de esa Denominación de Origen. Tras 4 años de profundo estudio del concepto de vino, y es en ese 2001 que se vinifica con fines comerciales. Teniendo como estrategia esta nueva bodega la misma que rige a todas las bodegas del grupo, lograr impulsar vinos con personalidad y alta calidad, produciendo vino de manera limitada.

Familia Álvarez:

La presente etapa da inicio en el año1982, El Enebro S.A., empresa propiedad de la familia Álvarez Mezquíriz, adquiere la bodega y los viñedos al empresario venezolano Miguel Neumann.

Desde 1982, la familia, con David Álvarez y hijos Pablo, Jesús David, María José, Emilio, Juan Carlos, Elvira y Marta, desarrollan una política de armonización de  corrientes innovadoras las cuales son exigidas por el sector vinícola. Además de ampliar la superficie de viñedos, replantándose en rotación de cultivos los viñedos y las cepas, los que tenían casi medio siglo de edad.

Las bodegas Vega Sicilia se encuentran en la localidad vallisoletana de Valbuena de Duero. La finca tiene una plantación de 250 hectáreas de viñedo, que abarca un 80% de la variedad autóctona tinto fino o tempranillo de la Ribera y, mientras que las demás pertenecen a cabernet sauvignon, merlot y malbec.

Para su elaboración, se debe se seguir un riguroso proceso, contando con un estricto control de calidad.

Vega Sicilia es definido como un vino único y a la hora de beberlo uno de los ineludible  clásico español, contando con una personalidad que transmite la máxima calidad de la uva y de la propia manufactura, y de los valores que pretende de transmitir a sus vinos la familia Álvarez.

Los vinos Vega Sicilia son definidos como un vino estrictamente español, que transmiten la historia y prestigio de los Vega Sicilia, además de elegancia, complejidad.

Valbuena 5º:

Este es el tinto Valbuena cuenta con una crianza más corta que el Vega Sicilia Único. Es un vino que proviene de viñas más jóvenes y, dentro de su composición, puede encontrarse mayoritariamente tempranillo y más merlot que cabernet sauvignon. Heredó de de su hermano mayor el color cereza granate, además cierta expresión etérea en su graduación alcohólica y excelente evolución oxidativa, a partir de un roble bien curtido, siendo este la característico distintiva de los tintos de la bodega. Presenta un recuerdo de sus variedades, y un matiz de fruto rojo maduro.

Reserva Especial:

Es definido como el tinto que no lleva añada, producto de una mezcla de las mejores cosechas, siendo una clara muestra del concepto vegasiciliano más estable. Logrando un justo equilibrio entre añadas.

Por tradición en España, las bodegas que tenían un proceso de embotellado, elaboraban dos tipos de vinos durante cada vendimia: uno era el del año en curso y otro vino no tenía cosecha específica, llamado “Reserva Especial”. Siendo una mezcla de caldos de las mejores cosechas y de ella se originaba el vino más representativo de la bodega.

De manera que, en Vega Sicilia, dicho vino representa la sinergia entre la nobleza del roble y la raza de la uva, y en ese vino logra concentrarse lo mejor de cada año para producir un tinto de diseño. En tanto que el Reserva Especial refleja cierto tono cereza oscuro, pleno de color y entero, con una nariz elegante, con bouquet fino y especiado.

A la vez que, el tiempo y la botella le dieron la redondez, suavidad y potencia que presenta dejando un indudable rastro en la vía retroolfativa.

Único:

Este  es el vino de referencia de Vega Sicilia. Su procedencia es de las viñas más añejas de la propiedad y en su composición, además de tempranillo, entra más cabernet sauvignon que merlot. Presenta un intenso color cereza madura y en su aroma tiene ciertos toques tostados de la madera, con notas avellanadas de su evolución oxidativa gracias a sus años en barrica. Deja sabores de madera añeja limpia, con taninos secos y agradablemente amargos del roble, junto a su tacto de ligera dulcedumbre de su alcohol.

Maridaje:

Valbuena 5, puede decirse que es el vino más joven de Vega Sicilia, combina exactamente con sopas y preparados de verdura, carnes a la parrilla, guisos y estofados de carnes.

Vega Sicilia Único:

También como lo es su hermano más joven, este es un vino con gran espectro debido a su maridaje con carnes cocinadas de diversas maneras.